Cumbre de sonidos colombianos en Barranquijazz 20 años

Latin Jazz Masters L.A. con la participación de Justo Almario, Pete Escovedo, Abraham Laboriel y Airto Moreira

Latin Jazz Masters L.A. con la participación de Justo Almario, Pete Escovedo, Abraham Laboriel y Airto Moreira

* Tanto la programación de Barranquijazz (galas) como la de Barranquijazz a la calle contaron con la presentación de figuras del jazz colombiano como Justo Almario, Héctor Martignon, Edy Martínez, la familia Arnedo y en el gran cierre en la Plaza de la Paz, Juventino Ojito y los Reyes del Porro, con invitados especiales Carlos Piña y Ramón Benítez.

Al igual que en ediciones pasadas el Barranquijazz Festival reunió a los sonidos del jazz con el mundo de la música del Caribe en un evento que puede considerarse también como una reunión cumbre de música bien hecha. Una reunión que reafirma una vez más, la histórica relación simbiótica entre el jazz y los ritmos populares del Caribe.

La puesta en escena de estos exponentes de música del más alto nivel en Barranquilla arrancó el miércoles 14 de septiembre en el Teatro José Consuegra Higgins, con la presentación del pianista Héctor Martignon quien se presentó junto al joven guitarrista colombo-estadounidense Greg Diamond, residente en Nueva York representante de las nuevas generaciones del jazz, en la agrupación Greg Diamond – Steve Turre- Héctor Martignon Group. Martignon es un colombiano establecido en Nueva York que ha compuesto, orquestado, producido, interpretado y grabado música en un amplio espectro de géneros, desde clásica y Crossover, jazz, músicas del mundo, Rock y Pop. Después de varias nominaciones como acompañante, dos de sus cinco discos en solitario fueron nominados para un premio Grammy (Refugee, 2008 y Second Chance, 2010). Él bogotano realizó fragmentos de la partitura de la película de Ang Lee, nominado al Óscar “Eat, drink, man, woman”. Martignon no deja de sorprender, y deleitarnos. El Barranquijazz es el evento ideal para aprender, apreciar y disfrutar del universo en expansión del jazz. Se ha convertido en una reunión cumbre internacional de leyendas, profesionales y prospectos que le dan vitalidad al género del swing y la improvisación espontánea.

Es así como llegamos al deleite musical que ofrecieron las leyendas colombianas en el aniversario 20 del festival. El jueves en el Salón Jumbo la programación continuó con la presentación de Latin Jazz Masters L.A. liderado por el sincelejano Justo Almario, radicado desde 1982 en Los Ángeles, considerado uno de los pioneros de la fusión de la música colombiana con el jazz. Almario proviene de una tradición musical familiar. A los 16 años estuvo en el famoso Combo Dilido, cuna de músicos que años más tarde liderarían el desarrollo sonoro en Colombia, como Francisco Zumaqué. Estudió en el prestigioso Berklee College of Music en Boston, Massachusetts, antes de una temporada con Mongo Santamaría. La espiritualidad que irradia la música de Justo Almario emociona y contagia a las personas que tienen la fortuna de asistir a sus conciertos. Instrumentista de elevado nivel técnico que toca con lujo de competencia: saxo soprano, saxo tenor, clarinete y flauta, talentoso arreglista y jacarandoso interprete, entiende claramente que la principal función de la música es brindar alegría. En su proyecto estuvo acompañado por el timbalero Pete Escovedo una de las leyendas del jazz latino y el brasilero Airto Moreira reconocido por haber introducido la percusión en el jazz, entre otros importantes representantes del género.

Ese mismo día, el pastuso Edy Martínez acompañó al percusionista brasilero Airto Moreira. Edy es reconocido por su periplo de más de 20 años en Estados Unidos en el mundo del jazz, del jazz latino y de la salsa. Inició con Ray Barretto, prosiguió con Gato Barbieri y revitalizó el jazz afrocubano en Colombia en 1995 con el regreso a su país. El sábado el escenario de Barranquijazz a la Calle, que este año se trasladó a la plaza de la paz, el público barranquillero pudo ver a La Familia Arnedo, con la presencia de Julio Arnedo dando una clara muestra de la tradición aprehendida de las orquestas de los años 50, con altas notas para Antonio Arnedo digno representante del jazz colombiano y Gilberto “Tico” un fantástico instrumentista que ha logrado engrandecer los corazones de la humanidad con su talento. Julio, Antonio y Gilberto “Tico” Arnedo hacen parte de una de las dinastías más importantes del jazz en Colombia. Juntos interpretan temas tradicionales del folclore colombiano y del jazz, reuniendo composiciones de tres generaciones diferentes. En esta inolvidable noche de Barranquijazz a la Calle estuvieron acompañados por uno de los más grandes en el contrabajo de España Javier Colina y toda una nómina de importantes músicos colombianos en el acompañamiento.

El cierre de Barranquijazz se vistió con los ecos de la sabana del Caribe colombiano con la presencia del proyecto que hace un recorrido por las transformaciones e influencias en la música del Mississippi al Magdalena: se trata de Juventino Ojito y los Reyes del Porro, con invitados especiales Carlos Piña y Ramón Benítez. El colectivo recrea el sonido de los diferentes aires del Caribe colombiano: porro, fandango, merecumbé, cumbia y otros a través de la interpretación de canciones clásicas de los grandes maestros, juglares, de la música tradicional de la costa atlántica de Colombia, adornado con la ejecución de renombrados solistas en cada instrumento. La fusión se fortalece cuando se incluyen los instrumentos eléctricos: la guitarra y el bajo, claves para lograr un sonido único y original.

El jazz reúne una gama enorme de culturas, tiene formas múltiples de interpretarse, se enamora de lo popular y se deja querer por expresiones regionales. Es uno solo con la capacidad de ser al mismo tiempo un políglota con acentos.

Teniendo en cuenta la importancia del movimiento que se genera alrededor del Barranquijazz Festival, este año la organización reforzó los talleres dictados a estudiantes de música e interesados en el tema durante la franja académica con invitados como Edward Pérez y su taller de bajo, Benny Golson en encuentro con los estudiantes y taller de piano con Héctor Martignon en la Universidad del Norte y con Julio Padrón y su taller de trompeta, Tico Arnedo y su taller de saxofón, Javier Colina y su taller de contrabajo y Greg Diamond y su taller de guitarra en la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico.

Si a esto le agregamos los grupos locales de alta calidad que se presentaron en todos los escenarios como Tubará Reggae, Bombardinos de Colombia, Robbie Marquez y la UPJ, Nicolle Horbat Quartet y La Bandita podríamos decir que Barranquijazz es la cumbre de los sonidos colombianos.

afiches-de-volantes-barranquijazz-2016-04afiches-de-volantes-barranquijazz-2016-01